QUIENES SOMOS

“Un negocio que antaño estuvo vinculado al
Real Club Deportivo de La Coruña”

Del Atlántico de Riazor que se divisa desde las cristaleras del restaurante Tira do Playa proceden las lubinas que se sirven en las mesas del establecimiento. Algunas probablemente sean de esas mismas aguas exactamente; la mayoría, no obstante, llegan desde las lonjas de la Costa da Morte.

Son estos peces la oferta más significativa de la carta de un negocio que antaño estuvo vinculado al Real Club Deportivo de La Coruña, Restaurante Playa Club.

Tiene, sin embargo, el proyecto del Tira do Playa un elemento que sirve de unión a carne y pescados: la parrilla, que refuerza su singularidad.

Para los asados de lubinas, doradas y cortes de vacuno emplea carbón vegetal, una opción que evita el no siempre grato olor a humo de las viandas que pasan por las parrillas.

La mayor parte de las piezas de pescado tienen un peso superior a los dos kilogramos y su método de captura es enteramente artesanal. Los peces llegan a la mesa abiertos como en las elaboraciones a la espalda, ya debidamente desespinados y con las porciones marcadas. El punto de asado es excelente y refuerza el sabor de unas piezas soberbias, jugosas, tiernas y fragantes.

Como primeros, lo más apropiado son unos longueirones de la Costa da Morte.

El apartado de postres que cierra la carta del Tira do Playa, una oferta concisa y centrada en sus platos emblemáticos, tiene en las torrijas, cañitas y crepes con crema sus especialidades más demandadas.

¿Por qué Tira do Playa?
La carta de vinos está orientada a la especialidad de la cocina y la gerencia del negocio asegura disponer de alrededor de trescientas referencias en bodega.